Boutique Carpe Diem - Formigal

La Boutique Carpe Diem abrió en 2004: sus propietarios tenían como objetivo crear un ambiente con charme seleccionando objetos “especiales” durante sus viajes por Dinamarca, Bélgica, Francia e Italia, inspirados también por el paisaje que los rodea: el Pirineo y las montañas.

El resultado es un espacio lleno de magia, donde el cliente “descubre” durante su visita el encanto de detalles y complementos, donde es fácil “soñar” o inspirarse para la decoración del chalet o la elección de un regalo.